Castañeda Olalde en Jalpan de Serra.

Por: Ernesto Caltzontzin.

 

“En la Universidad Autónoma de Querétaro se vive una época de terror   donde los docentes se encuentran en una labor de sometimiento, con un rector que gusta de confrontación con el gobierno y sindicatos, donde hay millones de pesos en el Estado que no se entregan porque hay incumplimiento en la entrega de cuentas del ejercicio presupuestal” sostuvo el Dr. Arturo Castañeda Olalde, al presentar su plan de trabajo como candidato a Rectoría, ante la comunidad estudiantil del campus Concha y Jalpan de Serra.

Ante más de un centenar de asistentes, esto es la tercera parte de la población comunitaria de dicho campus, situación que cuestionó Castañeda Olalde, ya que advirtió que dicha reunión debió celebrarse por la tarde, cuando acude la mayor parte del alumnado, el director de la Facultad de Contaduría y Administración, fue tajante, y señaló que se ha pedido al Rector Gilberto Herrera, que se entreguen los estados financieros  de la UAQ para ver la situación financiera real “y nadie los ha visto, es cómo cuando nos espantan con el coco”.

Si bien durante la presentación del Plan del Trabajo 2018-2021 Castañeda Olalde, sostuvo que las becas tienen que ser adicionales al rendimiento académico o bien otras actividades, debido a que en su plan de trabajo propone el recibo en blanco, donde los estudiantes coloquen la cantidad que pueden pagar al inscribirse, “los universitarios somos personas éticas y podemos decidir si podemos pagar cero pesos o mil o más”  y “no estar pidiendo favores o viendo caras, haciendo filas o comprometiéndonos con alguien para poder estudiar”.

Incluso recordó a los jóvenes de esta población donde se vive una alta emigración sobre todo a Estados Unidos la importancia de estudiar, y recordó ante ellos los seis meses que trabajo cómo brasero en Texas, “yo ya ni siquiera pensaba estudiar, pero debemos ver hacia el futuro”.

Advirtió que no es una bonanza económica la que vive no sólo la Universidad sino el país mismo, pero añadió que tampoco es tiempo de que el “Rector se sienta dueño de la Universidad”, ya que  señalo que la labor de quien administra la UAQ es “rendir cuentas y ser transparente”  y dejar de utilizar el margen financiero que existe que “permite hacer ocurrencias como la hélice que estuvo en Rectoría… no podemos inventar cosas que malgasten el dinero del Estado y de los universitarios”; añadió que el trabajo del Rector es hacer gestiones ante la Federación, los gobiernos locales y la iniciativa privada para atraer recursos a la UAQ.

Para esta comunidad universitaria Castañeda Olalde ofreció mejorar la banda ancha, aire acondicionado, y centro de computo actualizado, así como mejorar la infraestructura.

Mientras tanto, Blanca Gutiérrez Grajeda, también a este foro llegó con la espada desenvainada, sin embargo sus insinuaciones se dirigieron por décima ocasión, a su contrincante Teresa García Gasca, quien sin mencionarla directamente señaló que en lo personal “no tengo padrinos de ninguna índole”, “nadie me designó” se concretó a contar a los estudiantes su historia  de éxitos personal pasando de estudiante a ser publicada por su estudio sobre marginación infantil por la UNESCO que la llevó a recibir un premio nacional de periodismo, hasta llegar a ser docente de la Universidad Autónoma de Querétaro; sin embargo, cuando se le cuestionó sobre bajar la cuota de inscripción parafraseó a los lugareños y respondió “dicen que cuando en Jalpan de Serra se mueren van al infierno y regresan por su cobija” cerrando con un “vienen tiempos difíciles de austeridad”.

En su intervención Teresa Gasca, señaló que no es posible bajar la cuota de inscripción debido al déficit que tienen la Universidad, pero se puede seguir dando exenciones, así como también concursar en distintas bolsas que permitan incrementar los recursos.